Patient Care Services  > Women's Services  > Richland  > Birthplace  > Cómo cuidar a su bebé 

Cómo cuidar a su bebé

baby with bottle

Cuidados del cordón umbilical

  • Doble el pañal hacia abajo en la parte delantera para permitir que el cordón umbilical se seque al aire.
  • Mantenga el cordón umbilical limpio y aplique alcohol en seco varias veces al día con los cambios de pañal para acelerar el proceso de curación.
  • El cordón umbilical se desprenderá dentro de un período de una a dos semanas.
  • Comuníquese con el pediatra de su bebé si observa pus, supuración, mal olor o enrojecimiento alrededor del área del cordón umbilical.

Baño

  • Bañe a su bebé con una esponja cada dos o tres días hasta que el cordón se desprenda.
  • Use solamente jabones suaves; no es necesario usar lociones.
  • Por ningún motivo deje solo a su bebé en el baño.

Seguridad

  • Restrinja el número de personas que se acercan a su bebé durante los primeros tres meses.
  • Evite las multitudes y pídales a las personas que se laven las manos antes de tocar a su bebé.
  • No olvide concertar los chequeos de control regulares con el pediatra de su bebé.
  • Use la silla de seguridad del bebé cada vez que sale en su automóvil.
  • Por ningún motivo deje a su bebé solo sobre una cama u otra área elevada.

Comuníquese con el pediatra si su bebé presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Ictericia (piel de color amarillo)
  • Come menos, vomita o no come
  • Deposiciones aguadas y blandas que son diferentes a las deposiciones normales del bebé
  • Fiebre superior a los 100°F
  • Enrojecimiento o supuración maloliente alrededor del cordón umbilical
  • Supuración de mal olor o sangrado proveniente del área de la circuncisión
  • Está más inquieto o soñoliento de lo normal o presenta cambios en su comportamiento
  • Menor cantidad de pañales húmedos o sucios (menos de 3 orinadas y 3 deposiciones)

 Fiebre

  • Si cree que su bebé tiene fiebre, tómele la temperatura colocándole un termómetro digital por debajo del brazo.
  • Llame a su pediatra para informarle sobre cualquier temperatura que exceda los 100°F.

Llanto

  • Los bebés lloran normalmente para comunicar que sienten hambre, cansancio, frío, calor, presencia de gases, aburrimiento o soledad.
  • El llanto de los bebés se puede calmar dándoles de comer, meciéndolos suavemente, cambiándoles el pañal, abrazándolos o incluso cambiándolos de sitio.
  • Por ningún motivo sacuda a su bebé. "Cuente hasta cinco" y haga una pausa si es necesario.
  • Prevención del síndrome de muerte súbita infantil (SIDS, por sus iniciales en inglés)
  • Los bebés se deben colocar siempre de espaldas para dormir.
  • Los bebés deberían dormir siempre sobre un colchón firme lejos de almohadas, muñecos de peluche o cobijas gruesas.
  • Prohíba que fumen cerca de su bebé.

Alimentación

  • Los bebés se deben amamantar por lo menos ocho a 12 veces en el transcurso de 24 horas.
  • Comuníquese con nuestra línea directa de asistencia para la lactancia: (803) 434-6541.
  • Si está alimentando a su bebé con biberón, hágalo cada tres a cuatro horas.
  • Por ningún motivo vuelva a alimentar al bebé del mismo biberón.
  • Sáquele los gases a su bebé después de cada amamantada o después de que tome medio biberón.

Cambio de pañales

  • Después de volver a casa, su bebé debería tener entre cuatro y seis pañales húmedos al día y cuatro o más deposiciones diarias.
  • Si se trata de una niña, limpie sus genitales de adelante hacia atrás. Posiblemente observará una secreción blanca o rosada durante los primeros pocos días; esto es normal.
  • Si se trata de un niño, limpie con agua tibia su pene, así como los pliegues y dobleces de la piel.
  • En el caso de los niños circuncidados, aplique pomada de vaselina durante cinco a siete días después de la cirugía para evitar que el pene se adhiera al pañal. No refriegue el área.

Comuníquese con el pediatra si su bebé presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Ictericia (piel de color amarillo)
  • Come menos, vomita o no come
  • Deposiciones aguadas y blandas que son diferentes a las deposiciones normales del bebé
  • Fiebre superior a los 100°F
  • Enrojecimiento o supuración maloliente alrededor del cordón umbilical
  • Supuración de mal olor o sangrado proveniente del área de la circuncisión
  • Está más inquieto o soñoliento de lo normal o presenta cambios en su comportamiento
  • Menor cantidad de pañales húmedos o sucios (menos de 3 orinadas y 3 deposiciones)

Cómo cuidar a su bebé